Dia 19

Pastor Diego Castano   -  

DIA 19: TOMANDO PASOS EN FE

“Vivimos por fe, no por vista.” 2 Corintios 5: 7 (NVI)

¿Estás esperando que Dios haga algo en tu vida? ¿Nunca se te ha ocurrido que tal vez Dios está esperando que tu hagas algo primero? A lo largo de la Biblia, vemos una verdad importante: el Espíritu Santo libera su poder en el momento en que da un paso de fe.

Cuando Dios dice ir, no significa parar. Cuando dice ahora, no quiere decir después. Dios le dijo a Josué que cruzara el río Jordán cuando las aguas del rio se estaban desbordando. No le dijo que esperara hasta que la agua regresara a su nivel normal. Eso es típico de Dios. Cuando las cosas se ven abrumadoras y, de todos modos, sales en fe, pasas la prueba de la fe y te fortaleces.

Cuando Joshua se enfrentaba a una barrera imposible, las aguas del río Jordán retrocedieron solo después de que los líderes entraron a la corriente en obediencia y fe. “Tan pronto como los sacerdotes que llevaban el arca llegaron al Jordán y sus pies tocaron la orilla del agua, el agua del río arriba dejó de fluir … Toda la nación completó el cruce en tierra seca” (Josué 3: 15-17).

¿Qué debes hacer cuando sabes que algo es la voluntad de Dios pero tienes miedo de hacerlo? Hacerlo de todos modos. La fe se trata de dar el primer paso. Dios te encuentra en el campo de batalla o en la tormenta o en el río embravecido. No esperes a sentirte poderoso o confiado. Avanza en tu debilidad. Haz lo correcto a pesar de tus miedos y sentimientos. La biblia dice la “Vivimos por fe, no por vista.” (2 Corintios 5: 7). Así es cómo cooperas con el Espíritu Santo.

La obediencia libera el poder de Dios. La fe atrevida es la clave de los milagros.

Preguntas de reflexión:

¿QUÉ ESCUCHASTE?

¿Qué te dijo Dios al leer las Escrituras y la devoción de hoy?  

¿QUÉ PIENSAS?

¿Cómo se aplica a tu vida?

¿QUÉ HARÁS?  

No solo seas un oidor de la palabra, pero un hacedor de la palabra. (Santiago 1:22)

AHORA HABLA CON DIOS

Aquí es donde transformas tus pensamientos en oración. Podría ser una oración de gratitud o alabanza. Podría ser una oración de confesión o una petición de ayuda de Dios. Tu decides. Tómate un minuto para escribir una oración de respuesta a lo que Dios te dijo.